EE UU sanciona a un ex jefe de inteligencia chavista por tráfico de drogas

Nota del Editor: El vicepresidente de EE UU, Mike Pence, este lunes en la OEA. Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.

Pedro Luis Martín Olivares, que estaba en la lista estadounidense de narcotraficantes, es señalado como clave en la movilización de toneladas de cocaína por avión

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha incluido este lunes en la lista de narcotraficantes de la OFAC (Oficina de Control de Activos Extranjeros) a Pedro Luis Martín Olivares, quien en tiempos de Hugo Chávez fuese jefe de la Unidad de Investigación Financiera y luego director de Contrainteligencia del gobierno venezolano (en la antigua Disip hoy Sebin). Junto con Martín Olivares fueron sancionados bajo la ley de Designación de Cabecillas Extranjeros en Narcóticos sus socios, los también venezolanos Walter Alexander Del Nogal Márquez y Mario Antonio Rodríguez Espinoza, a quienes señalan por haber dado soporte material, financiero y tecnológico a los negocios internacionales de droga de Martín Olivares.

Martín Olivares fue, según el Gobierno estadounidense, una figura clave en el uso del espacio aéreo venezolano como una ruta sin restricciones para el movimiento de toneladas de droga. El comunicado de Washington señala que usó su posición en el Gobierno venezolano para sobornar a funcionarios, hasta el punto de bloquear los radares militares para permitir el paso de aviones cargados con cocaína. También lo acusan de mantener redes de extorsión y de mover dólares a granel por vía aérea, como método para lavar las ganancias producto de sus negocios ilícitos. Son, paradójicamente, los delitos que debía investigar cuando ingresó al organismo de inteligencia venezolano.

La medida supone que cualquier activo de los sancionados en EE UU será automáticamente congelado, así como 16 empresas de los involucrados registradas en Venezuela y otras cuatro en Panamá, que presuntamente fueron utilizadas para el blanqueo de capitales. Los sectores en los que operan estas compañías van desde la seguridad privada hasta el transporte pasando por la instalación de productos electrónicos, bienes raíces, consultoría financiera y construcción o la elaboración de productos petroleros terminados.

“Esta acción es en respuesta a las extensas actividades de tráfico de drogas y lavado de dinero de Martín. La corrupción sistémica y el colapso del Estado de Derecho son características definitorias del gobierno de Venezuela “, dijo el secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin. “Negaremos el acceso al sistema financiero de los funcionarios corruptos del régimen venezolano mientras trabajamos con socios internacionales para apoyar al pueblo venezolano en la restauración de la democracia y el retorno a la prosperidad”, agregó en el comunicado.

En 2015 Martín Olivares fue acusado en una corte de Florida de conspirar para distribuir drogas en Estados Unidos y por posesión -con intención de distribuir- de cocaína a bordo de un avión registrado en ese país. Su socio, Del Nogal, un empresario ligado al chavismo, es señalado como su puente para el tráfico de droga hacia Europa. Estuvo preso en 2007 en Italia, por tráfico de estupefacientes entre Caracas y Palermo y Sicilia. Fue liberado a los cuatro meses.

El Tesoro también señala los vínculos estrechos que tiene Martín Olivares con el mayor general Hugo Carvajal, quien fue cabeza de la policía política venezolana entre 2004 y 2011 y luego entre 2013 y 2014. El militar está incluido en las listas de la OFAC desde 2008 y es señalado de proteger cargamentos de droga de las FARC. En 2015 fue electo diputado por el Psuv de Nicolás Maduro para la Asamblea Nacional que se conformó con mayoría opositora. El año pasado se deslindó de la llamada revolución al criticar la propuesta del jefe de Estado de convocar a la Asamblea Nacional Constituyente.

Este lunes, a la par del anuncio de las sanciones a los tres venezolanos y las 20 empresas, el vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence dio un duro discurso ante la asamblea general de la Organización de Estados

Americanos en el que instó a los países de la región a restringir visas y aplicar sanciones para impedir que funcionarios del gobierno venezolano laven dinero en sus sistemas financieros.

“Creemos que es hora de hacer más, mucho más”, dijo Pence, quien sugirió que se debía suspender a Venezuela de la organización. También hico un llamado a Nicolás Maduro para que suspenda las elecciones del 20 de mayo. “No habrá elecciones reales en Venezuela el 20 de mayo, y el mundo lo sabe”.

Fuente: ELPAIS.com© de España; Florantonia Singer© Madrid; servicio sindicado simple.
Nota del Editor: Sin menoscabo de los derechos de su autor, ELPAIS.com©, Florantonia Singer; Caracas; Rss.

No se admiten más comentarios