Alerta Roja Rojita

“La Revolución Bolivariana –pródiga en delitos de todo tipo, en especial los financieros-, ha hecho su muy socialista aporte a la policía internacional: se trata de una nueva alerta: La roja–rojita. Anunciada por el tatuado y musculoso galán que funge de ayatola del Robusto Guasón..” Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.

La alerta internacional es un sistema que permite que Interpol se comunique con la policía de los países miembros de la organización y se facilite el intercambio de información policial fundamental. Se trata de una herramienta primordial para la cooperación policial internacional que resulta de gran utilidad para localizar personas buscadas por haber cometido delitos graves, personas desaparecidas, cadáveres por identificar, alertas sobre peligros potenciales y modus operandi delictivos. Además, las Naciones Unidas utilizan estos documentos para avisar a la policía sobre personas objeto de sanciones impuestas por la ONU a Al Qaeda y los talibanes. Existen por ahora estos tipos de alertas:

La notificación roja: Se utiliza para solicitar la detención con miras a la extradición de una persona buscada, y se basa en una orden de detención.

La notificación amarilla: Se utiliza para localizar a personas desaparecidas, especialmente menores, o para descubrir la identidad de personas que son incapaces de identificarse a sí mismas.

La notificación azul: Se utiliza para conseguir más información sobre la identidad de una persona o sus actividades delictivas en el marco de un asunto penal.

La notificación negra: Se utiliza para descubrir la verdadera identidad de cadáveres sin identificar.

La notificación naranja: Se utiliza para alertar a la policía, a los organismos públicos y a las demás organizaciones internacionales sobre materiales peligrosos, actos delictivos o hechos que representan un peligro potencial para la seguridad pública.

La notificación verde: Se utiliza para advertir y facilitar información sobre una persona que ha cometido delitos en un país y es probable que vuelva a cometerlos en otros países.

La notificación Interpol–ONU: Se utiliza para alertar a la policía sobre grupos y personas que son objeto de las sanciones impuestas por la ONU a Al Qaeda y los talibanes.

La Revolución Bolivariana –pródiga en delitos de todo tipo, en especial los financieros-, ha hecho su muy socialista aporte a la policía internacional: se trata de una nueva alerta: La roja–rojita. Anunciada por el tatuado y musculoso galán que funge de ayatola del Robusto Guasón, está especialmente diseñada para ponerle los ganchos a los ilustres ejecutivos y gerentes chavistas, antimperialistas, socialistas y revolucionarios que destruyeron a PDVSA, otrora empresa de talla mundial que actualmente registra en sus balances financieros sendos números rojo–rojitos, y es vista con cuidado y compasión por proveedores y clientes, quienes ya no se fían de hacer negocio alguno con la maula y corrupta empresa petrolera socialista del siglo XXI.

Nos imaginamos los atajaperros que deben estarse sucediendo en lujosos áticos del mundo, cuando los interpolados se han enterado de la orden de detención rojo–rojita, emitida por sus antiguos compinches socialistas, ex–chavistas y ahora maduristas quienes nada quieren con un pasado de dispendio y corrupción, porque ya no obtienen divisas a las que meterles la mano para enviarlas raudamente a sus muy codiciados paraísos fiscales.

En tiempos de horóscopos y predicciones: astrólogos, facultos, brujas y pitonisas prevén un próximo futuro a los interpolados en un Ramo que no es rojo–rojito sino muy Verde; en los altos mirandinos ya están acondicionando la suite presidencial que antes ocupó un monstruoso escuálido, a fin de que el camarada merideño disfrute a plenitud de las bondades de la justicia roja–rojita.

por Enrique Viloria Vera

No se admiten más comentarios