Misión, Visión y Valores de PDVSA Roja–Rojita

“VISIÓN DE LA NUEVA PDVSA: Ser reconocida como la empresa más corrupta, ineficiente e improductiva de todas las petroleras públicas, privadas o mixtas.” Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.

En las recientes investigaciones que en conjunto vienen realizando la DEA, INTERPOL y el Departamento del Tesoro de los EEUU, a espaldas de las amañadas pesquisas del ayatolá madurista, ha salido a la luz pública este documento presentado, en su oportunidad, al moribundo Comandante Eterno, quien dio su visto bueno con los ojos, empero el pulso le tembló al momento de estampar su firma rabo ‘e cochino. Se ha colado en las nefastas redes sociales.

MISIÓN DE LA NUEVA PDVSA: Contribuir al fortalecimiento de la exhausta Revolución Cubana apoyando todas las iniciativas de los Hermanos Castro y Compañía. Ser el brazo financiero del Comandante en Jefe para la expansión de la Revolución Bolivariana en términos tri-continentales. Servir de caja chica del Socialismo del siglo XXI al servicio de las iniciativas de nuestro Comandante.

VISIÓN DE LA NUEVA PDVSA: Ser reconocida como la empresa más corrupta, ineficiente e improductiva de todas las petroleras públicas, privadas o mixtas.

VALORES Y PRINCIPIOS GERENCIALES:

Deshonestidad e Irresponsabilidad
Amplia utilización de empresas off shore en paraísos fiscales.
Nepotismo, clientelismo y prebendalismo
Descuido de la seguridad industrial y el mantenimiento de las instalaciones
Abandono de las políticas meritocráticas para la administración del personal activo y, en especial, de los jubilados y pensionados.
Improvisación
Desprecio por la capitalista presentación de resultados operacionales y financieros
Socialista, castrocomunista y chavista, armada y antiimperialista

HARINA DEL MISMO COSTAL

El merideño petrolero -desprovisto de sus jugosos cambures socialistas-, alejado, a regañadientes, del lujo neoyorquino pagado por los venezolanos; defenestrado por El Robusto Guasón, aunque no insolvente, apoyado por hermanos, esposa, suegra, cuñados y primos está listo para seguir contribuyendo con la destrucción del país.

Esta vez no será ordenando a sus acólitos y secuaces, ya no más en el PH de la Campiña sino desde el Palacio de Miraflores, ni viajará más –espera– en los vetustos aviones Falcón pedevecos sino en los lujosos cruceros de Cubana de Aviación.

Previsivo –como todo hombre de seguros-, el primo del alma del petrolero chavista, ya reservó una caja de Don Perignon para el brindis del nuevo ungido del PESÚ, y otra de Asti para la familia presidencial que es más romana que merideña.

por Enrique Viloria Vera

No se admiten más comentarios