Vampiros Socialistas del Siglo XXI

Vampiro vampiro, te chupó el vampiro.
Los Corraleros de Majagual

“..chupar lo increíble: cosechas enteras, petróleo, agua y electricidad, medicinas, comida, divisas, salarios, universidades, hospitales, carreteras y puentes, aviones, carros y autobuses, repuestos automotrices, centrales azucareras e hidroeléctricos..” Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor roberto weil©

La hablachenta, ineficiente y corrupta Revolución Bolivariana ha sido prodiga en la creación de adefesios, de esperpentos, de extravagancias dignas de un Récord Guinness y de formar parte de los anales de la Historia Universal de la Infamia. Uno de ellos es el vampiro rojo-rojito Hecho en Socialismo.

Hasta el presente sabíamos que los murciélagos vampiro (Desmodontinae) son una subfamilia de mamíferos quirópteros filostómidos, que se nutren con sangre de todo tipo, rasgo nutricional denominado hematofagia. Empero, nuestro nuevo espécimen rojo rojito se caracteriza por ser omnívoro, es decir, come de todo ya toda hora; poco importa que el sol haya levantado y que las sombras ya se encuentren ocultas, nuestro vampiro socialista está presto y dispuesto a chupar, depredar, pillar, desvalijar, saquear, despojar, ocupar y expropiar lo que se le atraviese en su aparatoso y provechoso vuelo.

Es ciertamente un caso de estudio, en dos luctuosas décadas los vampiros socialistas del siglo XXI se han manducado –como si fueran una marabunta hambrienta, abejas africanas sin piedad, boas constrictoras famélicas y al acecho, pirañas alocadas que olfatearon sangre-, un país completo, léase bien una nación entera. En manada, en enjambre, en nube socialista, se posaron sobre lo que era un país para querer y en dos décadas lo dejaron en el mero hueso.

Sangre han bebido y mucha, las avenidas, plazas, calles y veredas de nuestro pueblos y ciudades llevan el mimo color rojo rojito de nuestros vampiros socialistas. Sin embargo, no contentos con tanta sangre derramada y bebida se dieron al tenaz, consciente y continuada faena de chupar lo increíble: cosechas enteras, petróleo, agua y electricidad, medicinas, comida, divisas, salarios, universidades, hospitales, carreteras y puentes, aviones, carros y autobuses, repuestos automotrices, centrales azucareras e hidroeléctricos, el servicio exterior y las instituciones, y lo que es el colmo de la depredación socialista se chuparon con pajilla de oro la libertad, la democracia, la república y la esperanza del otrora feliz venezolano.

Para los vampiros rojo rojitos no serán suficiente contra collares de ajo, crucifijos o estacas de madera. En roja desbandada y chupándose entre ellos; por doquiera que vuelen o aniden tienen un previsible futuro de autos de detención, extradiciones, ganchos y jaulas vigiladas donde no podrán seguir chupando. Recordemos a los que se dicen creyentes de crucifijo empuñar esta cita bíblica:

Todos los que han pecado sin conocer la ley, también perecerán sin la ley; y todos los que han pecado conociendo la ley, por la ley serán juzgados.

por Enrique Viloria Vera

No se admiten más comentarios