Catalán Maduro vs Maduro Catalán

“Que Viva España” La vida tiene otro Sabor.
Y España es lo Mejor. ¡Que España es la Mejor!”.
Manolo Escobar

“El Robusto Guasón bolivariano, quien -micrófono en mano-, se declara catalanista, es decir, Maduro Catalán y nunca catalán maduro, porque la madurez la porta sólo en el apellido.” Foto tomada de la web, sin menoscabo de los derechos de su autor.

En ocasiones a los que procedemos de otros lares, vemos las realidades de España con otros ojos. En efecto, nos cuesta entender las razones que mueven a sus ciudadanos a denostar contra la institucionalidad, a cuestionar lo difícilmente obtenido, a intentar echar por la borda los esfuerzos que un conjunto de hombres y mujeres realizaron para construir un país moderno, democrático, seguro, y, a veces, envidiable. Ciertamente se olvida que después de un muy largo proceso fratricida y de años de oscuridad y retroceso, España viene siendo otra. Sus dirigentes de uno otro signo y color dejaron de lado las rivalidades sempiternas para sentarse a dialogar y obtener un consenso acerca del país que todos querían. No fue fácil el proceso de ajuste político y, en especial, afinar la administración territorial para conciliar las inevitables y bienvenidas diferencias entre regiones con características propias, pero con una identidad común.

Superado el terrible y sangriento episodio que significó el independentismo vasco, que dio origen a la cruel banda de la ETA y dejo a su paso un innúmero de españoles muertos, hoy España enfrenta otro riesgo secesionista, esta vez, en la siempre díscola Cataluña. Afortunadamente un significativo número de catalanes maduros y sensatos repudian el referéndum convocado por unos gobernantes y unos dirigentes políticos. -sin sentido histórico- que desean, a troche y moche, escindir el reino y expulsar a los invasores españoles.

Profunda razón tiene Savater -protagonista y testigo del doloroso proceso que vivió y sufrió su querida Euskadi-, el filósofo refiriéndose a Cataluña expresa: “Si un referéndum en que unos se eligen a sí mismos para repartirse lo que es de todos (sin invitar a los demás) puede pasar por democrático es por falta de educación. Y los maleducados no son especialmente ese tercio de jóvenes que no acaba los estudios ni se forma profesionalmente (la juventud “robusta y engañada” de Quevedo), sino los que tienen carrera y hasta doctorado, pero como si nada”.

Y los maleducados no están solos en las filas de la resistencia catalana, el separatismo cuenta con el interesado apoyo de El Robusto Guasón bolivariano, quien -micrófono en mano-, se declara catalanista, es decir, Maduro Catalán y nunca catalán maduro, porque la madurez la porta sólo en el apellido.

Como es habitual en sus inmaduras alocuciones arremete contra España y contra Marianito, haciendo gala de sus cubanas dotes para el insulto, la burla y el desprecio por el contrincante: sus armas políticas favoritas.

El deslenguado habla y habla, acusa y acusa, ofende y ofende a los gobernantes españoles que -revestidos de dignidad, solidaria y fraternamente-, reclaman un mejor destino para los sufridos súbditos bolivarianos sometidos a las tropelías, abusos e injusticias de un hablachento y depredador socialismo del siglo XXI.

por Enrique Viloria Vera

No se admiten más comentarios