CAP

“Quiera Dios que quienes han creado este conflicto absurdo no tengan motivos para arrepentirse”. Carlos Andrés Pérez, mayo de 1993 Se cumplen 25 años de la defenestración del Presidente Carlos Andrés Pérez (CAP), enjuiciado por haber dispuesto –indebidamente- de la partida secreta del Estado para colaborar con la consolidación de la democracia en Nicaragua. Hoy, un ante juicio de mérito es aprobado contra otro mandatario, el actual, indiciado de recibir de la empresa Odebrecht 35 millones de dólares a cambio de privilegiar la concesión de obras públicas. No son comparables los hechos imputados. El primero quedó calificado como “malversación genérica”…

Continúe leyendo

Los olvidados

En pocas palabras Millones de venezolanos viven aturdidos por el infortunio que los habita. Con poco espacio mental para discernir la causalidad de su drama ni el cómo superarlo. Su raciocinio se agota en el esfuerzo intenso y diario por preservar alguna dignidad en su existencia. O, en el caso de muchos, por sobrevivir apenas. Un colectivo que despierta todas las mañanas para idear cómo enfrentar las penurias del día, personales y familiares. El aquí y el ahora de la alimentación, del transporte, del efímero dinero efectivo. La ansiedad de que las colas no sean tan penosas. La prisa porque…

Continúe leyendo

Pocetas

En pocas palabras Con estilo guasón el gobernante manifestó su aflicción por los venezolanos que limpian pocetas en el exterior. ¡Albricias! al fin encontró razón para afligirse. Hasta hoy nada lo había conmovido, ni los niños del JM de los Ríos, ni los trasplantados que agonizan, ni los escarbadores de la basura, ni los 70 muertos en la cárcel de Valencia, ni la pérdida de peso de los venezolanos, ni la malaria que azota el campo… La miopía cerebral no le permitió lamentar la descapitalización humana que implica la diáspora. No lo trasnocha esa pérdida insustituible de conocimiento, que profundiza…

Continúe leyendo

El Gulag de la barbarie

En pocas palabras El día a día de nuestras cárceles es espantoso. El Observatorio Venezolano de Prisiones lo califica como “el infierno carcelario’’. Hacinamientos que rebasan hasta 450% la capacidad física; desacato a las normas mínimas de las Naciones Unidas, a las llamadas Reglas Mandela. Muertes por desnutrición, dietas de solo arroz blanco, intoxicación por comida podrida y hasta por desesperada ingesta de roedores, imperio de pranes, autoridades corruptas, justicia tarifada, nulas posibilidades de reinserción de quienes en esas condiciones pagan delitos. Es nuestro Gulag de la barbarie. Ya de larga data. Marzo, 2018: 70 muertos en el centro de…

Continúe leyendo

Guasones

En pocas palabras La burla siempre ha estado presente en el libreto de los redentores revolucionarios. Comienza con la guasa introductoria de sembrarle al pueblo la ilusión de una sociedad idílica bajo el igualitarismo comunista. Como aquella promesa de Fidel Castro en febrero de 1959, cuando le aseguró a los cubanos: “En el curso de breves años el estándar de vida del cubano será superior al de Estados Unidos y Rusia”. Afirmaciones como ésta, más que mentiras son burlas, porque se engaña al pueblo abusando de su buena fe. En estos tiempos de infortunio revolucionario para los venezolanos, la burla,…

Continúe leyendo

Réquiem petrolero

En pocas palabras En diciembre de 1994, la publicación especializada Petroleum Intelligence Weekly (PIW) clasificaba a Petróleos de Venezuela (PDVSA) como la segunda corporación petrolera más importante del mundo. Los criterios para tal distinción incluían: reservas de hidrocarburos, producción de crudo y gas natural, capacidad de refinación, ventas de productos refinados y posicionamiento mundial. En ese mismo año, PDVSA emprendía un ambicioso proyecto de expansión y flexibilización operativa, que llevaría su producción de 3 a 6 millones de barriles diarios (MBD) antes de 2010. En aquella misma fecha, Angola, una pequeña republica del África, de modestas reservas de hidrocarburos, producía…

Continúe leyendo

A un paso del abismo

En pocas palabras Terrible la sombra que se proyecta sobre el futuro de nuestra economía, si consentimos la prórroga en el poder de la banda gobernante y su modelo económico, el único que conocen y continuarían aplicando. A partir del examen del mismo por destacados economistas venezolanos, la perspectiva no puede ser más funesta. El déficit fiscal en 2017, equivalente al 26% del Producto Interno Bruto (PIB), es el más alto en toda nuestra historia. Entre 2014 y 2017, una pérdida acumulada de 35% del PIB, constituye el ciclo recesivo más agudo sufrido por país alguno, salvo por naciones en…

Continúe leyendo

UCV: casa de conocimiento y esperanza

En pocas palabras Como ya es tradición en momentos en los que el civismo y la libertad de los venezolanos son víctimas de nuestros herederos tribales de la barbarie, la Universidad Central de Venezuela levanta su voz de protesta y requiere a los ciudadanos a unirse por la defensa de sus derechos. Tal es el propósito de la convocatoria de este martes seis de marzo, por la defensa de la Constitución Nacional, el derecho a elecciones libres y el cambio que rescate al país de la miseria y el atraso, cuyos causantes pretenden prorrogar indefinidamente. Nuestra universidad es por naturaleza…

Continúe leyendo

Apocalypse Now

En pocas palabras Un sentimiento que no experimentaban los venezolanos desde la Guerra Federal (1859-1863) y que hoy nos habita, es lo que podríamos denominar el dolor colectivo. Desde aquella cruenta y estéril degollina, arruinadora para casi todos, esta sociedad transitaba vías –aunque desiguales y entrecortadas- que alumbraban progresivamente su existencia; vías que se aceleran a partir de la irrupción del petróleo en la vida de todos. Con la expansión de la educación crecían también las oportunidades para los más humildes. Llegamos a ser la nación más próspera del continente, la envidiada. Pero hace veinte años emprendimos el retorno hacia…

Continúe leyendo

Quién dijo miedo

En pocas palabras Sin pretender paralelos históricos, existen circunstancias comparables entre lo acontecido en nuestro país en 1957 y el momento político actual. Ambos son instantes de dictaduras –con distintos empaques- pretendiendo imponer tramposos recursos electorales. Aquella, inventando un plebiscito inconstitucional, la de ahora, una apremiada y fraudulenta elección presidencial. Dos artificios fulleros con un solo propósito: perpetuarse en el poder. Pero sobresalen también las diferencias entre ambas historias. La dictadura de Marcos Pérez Jiménez, si bien implacablemente represiva, exhibía una economía estable, expansiva y protectora del ingreso real de los ciudadanos. Al margen de la política existía seguridad y…

Continúe leyendo

Post diálogo

En pocas palabras El diálogo, o mejor dicho el capítulo dominicano del dialogo -porque ya hubo uno previo a finales de 2016 de cuyo resultado no queremos acordarnos- ya es commedia finita. Concluyó sin entendimiento, pero no sin resultado. Terminó de rasgar ante la opinión mundial la máscara del régimen, descubriendo que, además de dictadura, es también indiferente y cruel ante la tragedia que asola al país. Intención primordial de los representantes de la oposición y sobre todo de los mediadores latinoamericanos, era abrir una vía de cambio que permitiría atender con urgencia el drama alimentario, sanitario, social de los…

Continúe leyendo

Agonía petrolera

En pocas palabras Eran sombrías las advertencias y vaticinios de quienes a fines de los años 90 visualizamos la infausta suerte que correría Venezuela en manos del chavismo. Los presagios más comunes eran autoritarismo, cubanización, militarismo. Por supuesto, era previsible que el nuevo régimen utilizaría el petróleo a discreción para su proyecto político. Pero ningún pronóstico advirtió que la sólida industria petrolera venezolana iba a transitar un infortunado derrotero que la llevaría hasta el estado de agonía. Imposible imaginar que un recurso petrolero que sacudió al mundo por su potencial a comienzos de los años veinte, que en un momento…

Continúe leyendo

Encrucijada terminante

En pocas palabras Los retratos de nuestra cotidianidad son terribles. Niños y adultos ansiosos a la expectativa de los bidones de desperdicio de un asador de Las Mercedes; hileras de rostros somnolientos esperando que al enrollarse la santamaría del abasto logren hacerse de algún básico de la dieta diaria; videos del otrora radiante metro de Caracas, mostrando la caótica tortura de utilizar un servicio de calidad infrahumana; colas resignadas para procurarse un miserable tarjetón de racionamiento con apelativo de patria; rostros de fugaz ilusión monetaria de quienes perciben aumentos oficiales del salario mínimo; asaltos a supermercados o, a lo Mad…

Continúe leyendo

Imágenes indelebles

¿Por qué me aguijoneas si te estoy ayudando a cruzar el rio? preguntó la ranita al escorpión. Lo siento, esa es mi naturaleza, le respondió. Fábula popular Si faltaba horror en El corazón de las tinieblas de la Venezuela de hoy, el país y el mundo entero han presenciado en tiempo real las imágenes de la masacre a sangre fría de unos venezolanos rebeldes que negociaban su rendición ante la fuerza pública y la justicia. Las premonitorias grabaciones que el líder del grupo, el Comisario Oscar Pérez, tomó cuidado en enviar a las redes sociales antes del brutal ajusticiamiento y…

Continúe leyendo

Hiper estanflación

En pocas palabras El encadenamiento de aumentos salariales, su indexación para ir al paso de la inflación -otra sobresaliente idea del comando militar de la economía- es sencillamente agregarle una turbina al alza de precios al consumidor y poner en marcha un proceso indetenible que retroalimenta hiperinflación y estancamiento económico. Es la llamada estanflación (Stagflation), que desata la tormenta perfecta en una economía: hundimiento de la producción, caída del consumo, desempleo, escasez y hambre. Por ignorancia o cinismo, o mezcla de ambos, el régimen juega con la llamada ilusión monetaria de los asalariados, quienes se alborozan con unos cuantos bolívares…

Continúe leyendo

2018

En pocas palabras Concluye este 2017 funesto con un diciembre doliente, el mas triste que se recuerde, marcado por un grito de hambre que resuena desde la península de la Goajira hasta la otrora jubilosa isla de Margarita. Una precariedad alimentaria no registrada desde los tiempos de la Guerra Federal. Se suman también: la privación de medicamentos, de luz, de agua, de gasolina, de gas doméstico y hasta de papel moneda. Un estado de desolación inédito que, espontánea y desesperadamente, provoca saqueos y tomas de calles en todo el país. En un acto de insania, la respuesta oficialista la resume…

Continúe leyendo

Abstención pasiva

En pocas palabras Al parecer, nunca se hizo un examen postmortem de la lamentable huida abstencionista de 2005, inducida por la arenga de “¡no hay condiciones para votar!”, la cual abrió las compuertas para que el chavismo se apoderara desde la Asamblea Nacional de todos los poderes públicos. Fue el beneplácito para la instalación de la dictadura por voluntad de la dirigencia opositora. Con la excepción, vale recordar, de Julio Borges y su partido Primero Justicia. En la medida en que merma la popularidad del régimen, el voto popular se convierte en el arma de la oposición más temida por…

Continúe leyendo

Navidad sombría

En pocas palabras La alegría navideña de los venezolanos se suma a la lista de víctimas de este régimen. Pareciera que para estos herederos de la centenaria revolución bolchevique, no basta el control de la vida material de los ciudadanos, debe agregarse también la regulación de sus estados de ánimo. Así ocurría en la Rusia soviética, donde el desestímulo para mejorar las condiciones de vida se expresaba en las caras de resignación y conformismo que exhibían sus ciudadanos. Nunca antes, en un mes de diciembre, el desconsuelo se había adueñado de tantos hogares en nuestro país. Una navidad donde la…

Continúe leyendo

Otro crimen

En pocas palabras Por crímenes de lesa humanidad se entienden, a juicio del Estatuto de la Corte Penal Internacional (CPI), aquellos actos inhumanos que tienen como finalidad eliminar personas, torturarlas, hacerlas sufrir a través de alguna modalidad cruenta, y que de manera sistemática afectan a una gran masa de individuos. Los casos que la Fiscal Ortega Díaz ha presentado ante la CPI invocan delitos de esta naturaleza: “asesinatos, torturas, encarcelación y ataque sistemático contra la población civil”. La Corte estudiará los fundamentos de tal acusación. Pero existe en el país la evidencia de otro crimen que también de manera sistemática…

Continúe leyendo

Petróleo humanitario

En pocas palabras Más allá del totalitarismo y la corrupción, la banda gobernante es inclemente al sacrificar a su propio pueblo como medio para sostenerse en el poder. Desborda la malignidad de cualquier otra dictadura. Es ostensible cómo este régimen, tutelado por el cerebro cubano que no tiene por qué ser compasivo con los venezolanos, manipula la miseria sembrada y acumulada desde 1999. Sabe cómo aprovecharse de ese maridaje que junta hambre y carencia de medicamentos en un medio que anida el resurgimiento de viejas epidemias. Ha reducido las aspiraciones de la sociedad a la manipulación de sus necesidades primarias.…

Continúe leyendo