Almagro y Venezuela

Puede que sea una exageración, puede que no, pero pienso que el mejor amigo que tiene la causa democrática de Venezuela en el exterior, es el socialista uruguayo, Luis Almagro, secretario general de la OEA. No es un cliché. No. Es una afirmación que se funda en el conocimiento de la tragedia venezolana que ha manifestado Almagro y, además, en la disposición decidida a hacer todo lo que pueda, dentro de los límites de su responsabilidad institucional, para ayudar a Venezuela. Debe reiterarse que Almagro conoce de primera mano a la hegemonía roja, porque fue canciller del presidente Pepe Mujica,…

Continúe leyendo

Lo que faltaba: ¡un plebiscito!

Hay un dicho en nuestro idioma, antiguo y gráfico, que se aplica al tema este de un propuesto “plebiscito” para que se refrende o no el resultado de las “elecciones presidenciales” del pasado 20 de mayo, y en caso contrario se convoquen nuevos comicios. Ese dicho o refrán dice lo siguiente: “éramos pocos y parió la abuela”… Lo que en otras palabras significa, la situación estaba muy mala y se puso peor. Ha sido el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, quien ha planteado el asunto. No conozco al referido presidente pero su planteamiento es delirante y expresa un desconocimiento profundo…

Continúe leyendo

¿Qué puede hacer Ramón Guillermo Aveledo?

Puede hacer mucho o puede hacer muy poco. Todo depende de si mantiene o no su posición de que la única vía aceptable para encontrar una salida a la tragedia venezolana es la ruta electoral. Si mantiene esa posición, hará muy poco o casi nada, como decía una vieja canción. Si la cambia, y se abre a otros caminos constitucionales, entonces es posible que pueda hacer mucho por la causa democrática de Venezuela, en la medida que ayude a persuadir a sus colegas de variados partidos y otras organizaciones. Para empezar, reitero que la ruta electoral es la salida deseable,…

Continúe leyendo

Vieja hegemonía y “nueva oposición”

Después del colosal y perfectamente previsible fraude perpetrado por el poder el domingo 20 de mayo, en las pretendidas “elecciones presidenciales”, valdría la pena comentar dos cosas. La primera, la más obvia, es que la hegemonía siguió el guión elaborado en La Habana. Fabricó millones de votos para tratar de atenuar la mega-abstención, procedió rapidito a proclamar al señor Maduro, y éste repitió sus consignas de siempre, comenzando, no faltaba más, por la de un supuesto diálogo. Mientras tanto todo no sigue igual, sino peor, en el terreno económico y social. Y se encima una “reconversión monetaria” que luce tan…

Continúe leyendo

Farsa consumada

No faltaron los “analistas” que afirmaron que las “elecciones” recién efectuadas, serían pospuestas, y que la situación no permtiría que se llegara al domingo 20 de mayo, sin una ruptura previa. ¿De dónde sacaron los insumos para esos análisis? No lo sé, quizá ni ellos mismos lo sepan. Pero lo cierto del caso es que la anunciada farsa se escenificó, y como era de esperar, los farsantes se hicieron notar. En un breve recorrido que hice el domingo por la mañana en Caracas, pude constatar que el día se parecía a un primero de enero. Muy poca gente en la…

Continúe leyendo

Anarquía nacional y despotismo mafioso

Mucha gente piensa, equivocadamente, que el despotismo político-militar implica la existencia de un orden generalizado en la sociedad, en la que ese despotismo impera. No es así. De hecho, puede ser exactamente lo contrario. La situación de Venezuela lo expresa. Aquí impera un despotismo, pero al mismo tiempo el país se deshace en un caos que lo abarca todo. En el imaginario popular se conserva la noción de que los regímenes de Gómez o Pérez Jiménez, en Venezuela, alcanzaron un orden social que estaba asociado con el despotismo, o la llamada “mano dura”. Pero ello no tiene nada que ver…

Continúe leyendo

“Plan Nacional contra la Corrupción”…

¿Cuál es el régimen más corrupto en América Latina y probablemente del mundo? La respuesta es sencilla: el que ha venido imperando en Venezuela a lo largo del siglo XXI. ¿Por qué eso es así? La respuesta también es sencilla: porque el país esta sumido en una catástrofe humanitaria en medio de la bonanza petrolera más prolongada de la historia. Lo que necesariamente significa que gran parte de los recursos nacionales han sido depredados, y eso es un tipo de corrupción que bate los récords mundiales. Y ojo: no lo dice un opositor convicto y confeso. No. Lo han denunciado…

Continúe leyendo

La burla del anti-imperialismo…

Como les gusta a los voceros de la hegemonía, presentarse como “anti-imperialistas”. Saben que es un gancho para atrapar incautos, dentro del país, y para mantener a sus aliados parasitarios, fuera de Venezuela. Quizá casi nadie se acuerde, pero el predecesor de Maduro, al no más llegar al poder en 1999, suscribió el Tratado de Doble Tributación y el Tratado de Protección de Inversiones, con los Estados Unidos, que varios presidentes anteriores a él no habían querido firmar. Pero nada, la propaganda del “anti-imperialismo” ha sido tan falaz como eficaz. Ahora más que antes, por cierto, la citada consigna es…

Continúe leyendo

Lula en la picota

En la cúspide de su presidencia, cuando arrobaba las audiencias empresariales en Davos-Suiza, al mismo tiempo que cautivaba a las plenarias de extremistas en el Foro de San Pablo, algunos medios de reconocida trayectoria en el mundo lo llegaron a calificar como “el político más popular del planeta”… “Qué tiempos aquellos”, pensara Lula da Silva en su prisión brasileña de estos días… El ex-presidente de Brasil ya ha sido condenado por el primero de los siete cargos por corrupción, que llevan años en proceso judicial. Como buen demagogo, ha buscado presentar el asunto como una persecución política de sus enemigos.…

Continúe leyendo

La traición del Esequibo

No es verdad que la justa reclamación territorial de la República de Venezuela por los casi 160 mil kilómetros cuadrados del Territorio Esequibo, haya sido olvidada por negligencia de la hegemonía roja. No. Es mucho peor. Ha sido olvidada de forma deliberada, dolosa y dañina para los intereses de nuestro país. El predecesor de Maduro dijo en visita oficial a Guyana, en enero de 2004, que había que “erradicar” ese tema de las relaciones entre Caracas y Georgetown… y que esa “disputa” era un legado del colonialismo… Al lado de él, estaba aplaudiendo su canciller, el señor Nicolás Maduro. Y…

Continúe leyendo

Limpiar pocetas

En su particular estilo despreciativo y soez, el señor Maduro pretendió burlarse de los emigrantes venezolanos, al manifestar que lo que hacían era lavar o limpiar pocetas en el exterior… Sí, buscó denigrar, pero no lo consiguió. Primero, porque tal ocupación no es indigna; segundo, porque de los millones de compatriotas que se han visto forzados a emigrar –por la catástrofe agravada por Maduro–, hay gente en las más diversas ocupaciones, desde científicos y profesores universitarios, hasta trabajadores manuales, pasando por un abanico amplio de labores, muchas de ellas, ciertamente, condicionadas por la necesidad. Y tercero, porque lo dicho por…

Continúe leyendo

Déjenlo íngrimo y solo

Los cubano-castristas, que son los que mandan a Maduro y los suyos, están haciendo un esfuerzo máximo para que éste no parezca estar lo solitario que está, sino más bien acompañado por amigos o aliados directos o indirectos. Estos últimos son lo que alegan enfrentarlo, pero jugando el juego de Maduro, lo cual, sin duda, ayuda al representante más visible de la hegemonía roja. El caso de las pretendidas elecciones es notorio al respecto. Todos sabemos en Venezuela, y muchos en el exterior, que se trata de un montaje para favorecer el continuismo de Maduro y, de paso, “convalidar” lo…

Continúe leyendo

A las patadas

Una de las características más funestas de la catástrofe que padece Venezuela, es una paulatina “dolarización” de los precios, salvo el precio del trabajo que es el salario. Semejante distorsión ocurre porque la economía –para llamarla de alguna manera—es un caos, una debacle anárquica, en la que prevalece la depredación oficialista y para-oficialista, la máxima desconfianza, y el peor desempeño macro y micro económico del mundo. Todo cortesía de la hegemonía despótica, envilecida y corrupta que sojuzga al país. Por eso, causa vergüenza ver por ahí que algunos voceros políticos proponen “dolarizar la economía”, como si eso fuera una medida…

Continúe leyendo

La pregunta de Ramos Allup

El ex-presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, mucho más declarativo en tiempos no tan recientes, le preguntó públicamente a la presidenta de la pretendida asamblea constituyente de Maduro, Delcy Rodríguez: ¿para qué elecciones si no piensan entregar el poder? La referida pregunta fue formulada luego de que ésta señalara que nunca vamos a entregar el poder… Señalamiento que, por lo demás no es nuevo, sino que los jerarcas de la hegemonía roja lo vienen repitiendo desde hace años, e incluso han comprimido la idea en la expresión “hasta el dos mil siempre”. No obstante, la pregunta de Ramos…

Continúe leyendo

¿Votar por la prosperidad?

Si no fuera tan siniestro, daría hasta risa. Ahora, los voceros de la hegemonía roja, comenzando por Maduro y sus más estrechos colaboradores, andan repitiendo que votar por Maduro es “votar por la prosperidad”. Y me pregunto: ¿por la prosperidad de quién? No puede ser la de Venezuela, porque estos personajes han terminado de arruinar al país, en medio de una bonanza petrolera. Entonces, repito: ¿la prosperidad de quién? La respuesta no es difícil de identificar: la de quienes han depredado y siguen depredando todos los recursos que puedan, razón principal de que el pueblo venezolano esté sumido en una…

Continúe leyendo

Confusiones

Ha costado mucho esfuerzo el finalmente convencer a muchos gobiernos extranjeros y a importantes sectores políticos, sociales y comunicacionales del exterior, que en Venezuela no hay una democracia, ni siquiera en lo más básico, sino que impera una hegemonía despótica que hace lo que le da la gana y que es, por esencia, anti-democrática. Y ha costado esfuerzo porque una de las consignas más publicitadas de la hegemonía, es que Venezuela es el país donde se hacen más elecciones en el mundo… Claro, que las elecciones no son ni limpias, ni justas, ni libres, sino unas votaciones cada vez más…

Continúe leyendo

Se están quedando solos

La hegemonía roja, en algunos tiempos del predecesor, llegó a tener mucho apoyo internacional. El cénit lo constituyó el evento para “fundar” la Celac, o la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, que se realizó en Caracas en diciembre de 2011, y en el que todos los gobernantes presentes elogiaron al anfitrión, comenzando por el chileno Piñera, que entonces ejercía su primer mandato. La llamada “revolución bolivarista” exhibía un respaldo consensual en la región, y suscitaba no pocas expectativas favorables, en otros ámbitos geográficos, tanto por razones políticas como económicas. De aquella época apenas si queda el recuerdo. Maduro y…

Continúe leyendo

Crisis no: catástrofe

Hace dos o tres años, cuando la crisis socio-económica se fue transmutando en una crisis humanitaria, algunos “expertos” se burlaron del asunto, y declararon que no era para tanto; que la situación de Venezuela no era la de una crisis humanitaria. Pues bien, estos “expertos” se equivocaron, una vez más, entre otras razones porque acaso ni sabían los componentes de una crisis humanitaria. Son tres: extrema dificultad en el acceso de los alimentos básicos, extrema dificultad en el acceso a las medicinas básicas, violencia criminal desatada e incontenible. Tal cual lo que ya estaba ocurriendo en nuestro país. Pero es…

Continúe leyendo

No se debe legitimar a Maduro

Política y éticamente sería un error descomunal el hacer la comparsa a unas “elecciones” que han sido confeccionadas para promover que el señor Maduro las “gane”, y por lo tanto tenga el argumento de una supuesta legitimidad de origen. Maduro carece de legitimidad para continuar donde está, y sería una verdadera locura el ofrecérsela con motivo de los anunciados “comicios presidenciales” del 22 de abril. Pero me temo que no pocos están moviendo sus piezas para justificar lo injustificable y servirle de adorno electoral a Maduro. No nos confundamos, quien esté en eso, no es porque lo crea sino porque…

Continúe leyendo

Abrir una salida

La llamada “salida electoral, cívica, pacífica, democrática y constitucional” sin duda que es deseable. Pero de que sea posible, en el contexto de la Venezuela sojuzgada por la hegemonía roja, es otra cosa. Pienso que no. Pienso que se trata de una premisa que ojalá pudiera ser válida, pero que el poder establecido ha invalidado, precisamente para buscar el continuismo de sus privilegios y de su impunidad. Apreciar la realidad de esta manera, no es una forma de extremismo o fanatismo, sino todo lo contrario: es sentido común, planteamiento razonable, y además sustentado en las evidencias. Ahora bien, que tal…

Continúe leyendo