No se debe legitimar a Maduro

Política y éticamente sería un error descomunal el hacer la comparsa a unas “elecciones” que han sido confeccionadas para promover que el señor Maduro las “gane”, y por lo tanto tenga el argumento de una supuesta legitimidad de origen. Maduro carece de legitimidad para continuar donde está, y sería una verdadera locura el ofrecérsela con motivo de los anunciados “comicios presidenciales” del 22 de abril. Pero me temo que no pocos están moviendo sus piezas para justificar lo injustificable y servirle de adorno electoral a Maduro. No nos confundamos, quien esté en eso, no es porque lo crea sino porque…

Continúe leyendo

Abrir una salida

La llamada “salida electoral, cívica, pacífica, democrática y constitucional” sin duda que es deseable. Pero de que sea posible, en el contexto de la Venezuela sojuzgada por la hegemonía roja, es otra cosa. Pienso que no. Pienso que se trata de una premisa que ojalá pudiera ser válida, pero que el poder establecido ha invalidado, precisamente para buscar el continuismo de sus privilegios y de su impunidad. Apreciar la realidad de esta manera, no es una forma de extremismo o fanatismo, sino todo lo contrario: es sentido común, planteamiento razonable, y además sustentado en las evidencias. Ahora bien, que tal…

Continúe leyendo

La farsa

La palabra farsa tiene distintas acepciones o significados, pero el que nos interesa es el de una acción realizada para fingir o aparentar… De eso se trata la convocatoria de elecciones presidenciales efectuada por la llamada “plenipotenciaria” asamblea constituyente. Se busca fingir o aparentar que en Venezuela habrá unas elecciones presidenciales de corte competitivo, cuando todo el mundo sabe –o debería saber, que eso no es así; que esos comicios son confeccionados para darle continuismo a Maduro al frente de la hegemonía roja. Sin embargo, ya se barajan varios nombres de proto-candidatos en el ámbito de la oposición política, y…

Continúe leyendo

La cultura de la muerte

La hegemonía roja, sobre todo en estos años de mengua madurista, ha consagrado como política del poder a la cultura de la muerte. Vale decir, la represión, el desprecio por los derechos humanos, el hambre, la criminalidad y también el asesinato o sicariato desde los núcleos del poder despótico. Todo esto comenzó y se desarrolló con el predecesor, no hay duda al respecto, pero el sucesor ha sido más violento en la retórica y en la práctica. El homicidio de Oscar Pérez y de quienes le acompañaban, no permite otra afirmación. No fue consecuencia de un enfrentamiento armado. No fue…

Continúe leyendo

Maduro y Ramírez

Si en algo coinciden Nicolás Maduro y Rafael Ramírez, en la guerra de mutuas acusaciones y denuncias, es que Pdvsa está destrozada. Y ambos tienen razón. Lo está. La otrora gran corporación petrolera venezolana de escala global, una de las más importantes del mundo, es un carapacho arruinado, que va palo abajo, que está endeudada hasta el tope, que se la ha caído la capacidad de producción, que tiene que importar gasolina, en suma que está vuelta leña, para no usar otra palabra, por respeto a los lectores. ¿Y quienes son los responsables de semejante descalabro? En primer lugar el…

Continúe leyendo

Colapsamiento

La palabra “colapsamiento” no existe oficialmente en nuestro idioma. Pero de todos modos se puede usar, porque es una manera gráfica de presentar la tragedia que destruye a Venezuela. Colapso es eso: destrucción o ruina. Colapsamiento podría ser el proceso continuado y doloroso en el que acontece el colapso. Y nuestro país padece un colapso generalizado, en lo económico y social, y en lo político el despotismo depredador de la hegemonía continúa haciendo de las suyas. Esto quiere decir que estamos ante una aparente paradoja: la nación cayéndose a pedazos, y el poder establecido, causante y responsable de esa destrucción,…

Continúe leyendo

El 2018…

Mucho me gustaría repetir de manera sincera, el popular deseo de un “Feliz y Próspero Año 2018”, pero hacerlo sería una mentira descarada. Si ya las “Navidades” del 2017 fueron una absoluta catástrofe, sin precedentes en la memoria colectiva de los venezolanos, ¿qué se puede esperar del 2018? Si ya el 2017 fue peor que el 2016 –lo cual parecía imposible, y el 2016 fue peor que el 2015, y así hacía atrás durante varios años, ¿qué nos queda para el 2018? Si no hubiera un cambio político de fondo, lo que queda es la profundización y extensión de la…

Continúe leyendo

La esclavitud del Clap

El polémico y polemista político, periodista y escritor, Domingo Alberto Rangel, un comunista tan honrado como orgulloso de ser marxista-leninista, fue uno de los primeros en detectar y denunciar que la supuesta “revolución bolivariana” era un tinglado siniestro para convertir a Venezuela en un país de esclavos. Pero no esclavos de una ideología, digamos que del socialismo. No. Tampoco esclavos de una revolución transformadora y exigente que reclamaría una lealtad de vida o muerte. Nada de eso. Esclavos de una plutocracia –la boliplutocracia, como fue denominada después–, que exprimiría hasta la última gota de los recursos del país, a costa…

Continúe leyendo

Todos pueden tener razón

Muchos de los capitostes de la llamada “revolución bolivarista” se están acusando de todo. Lo más leve es de traidor del predecesor, lo más pesado, hasta ahora, es de narcotraficante. Pero entre una y otra acusación, también se espetan las más variadas denuncias (o afirmaciones) referidas al vasto repertorio de la corrupción. Hay que poner cuidado a esta guerra de artillería incesante, al menos por tres razones. Una, que estos capitostes se conocen bien. Llevan muchos años en andanzas comunes y entre ellos no debe haber cosas ocultas. Lo que desde luego los convierte en cómplices de sus actualizadas acusaciones.…

Continúe leyendo

La tramoya de las tramoyas

La verdad es que el llamado oficialismo no se cansa de inventar trucos y artimañas de carácter político, y sobre todo de carácter electoral. La más reciente estratagema del señor Maduro para evitar la realización de unas elecciones presidenciales, ordenadas por la Constitución para el próximo año, es que sólo podría haberlas si hubiera “garantías económicas”, esto es que la comunidad financiera internacional le preste los muchos billones de dólares que necesita para refinanciar la deuda y, desde luego, continuar con la depredación de Venezuela. Y encima le ha pedido a la oposición, que se reúne en la Mud, que…

Continúe leyendo

Elecciones en el Titanic

Un par de aclaratorias previas. Para mi las elecciones libres, justas y transparentes son la esencia misma de la democracia. Pero como en Venezuela no hay una democracia sino una dictadura con algunos harapos de democracia, entonces ese concepto previo es, por ahora, inmaterial. Lo segundo, es que estas breves líneas no se refieren a las “elecciones municipales”, suerte de chiste cruel, no sólo por el masivo fraude que es connatural a este CNE, sino porque los municipios en manos de alcaldes opositores han sido transmutados en cascarones vacíos. El caso de la Alcaldía Metropolitana de Antonio Ledezma ha sido…

Continúe leyendo

Palante sí, patrás no

Cuenta la leyenda que el presidente de Estados Unidos, Harry Truman, pedía a sus colaboradores más importantes que le consiguieran un economista “mocho” (one handed economist). Ante el asombro de los colaboradores, y cuando éstos le preguntaron el porqué de tan curiosa petición, Truman les explicaba, que cada vez que le planteaba algo a un economista de renombre, este le contestaba que “por una parte” (in the one hand), tal y tal cosa; pero que “por otra parte” (in the other hand), tal y cual otra… Con lo cual todo quedaba en nada y él, Truman, no recibía una asesoría…

Continúe leyendo

Ledezma en libertad

Antonio Ledezma conquistó la libertad que sus captores le negaban arbitrariamente. Es delirante que el segundo funcionario electo más importante del país, de acuerdo a la importancia que la Constitución le otorga al Alcalde Metropolitano de Caracas, haya sido perseguido, apresado, enjuiciado políticamente, condenado sin garantías de defensa, y todo ello ante la impavidez de una hegemonía cada vez más despótica. Va a “hacer lío” –como dice el Papa Francisco—el buen amigo Antonio Ledezma. Se ha convertido ya, muy rápidamente, en el vocero central de la causa democrática de los venezolanos, entre otras razones porque él mismo la simboliza con…

Continúe leyendo

La “ley contra el odio”

Al menos dos consideraciones básicas amerita la llamada “ley contra el odio”. La primera es que de acuerdo con la Constitución formalmente vigente, la sanción de leyes le corresponde al poder legislativo, es decir a la Asamblea Nacional. Pero la referida “ley” ha sido dictada por una instancia distinta, la pretendida “asamblea nacional constituyente”, que es manifiestamente inconstitucional. Entonces tenemos el absurdo, de que las leyes sancionadas por el poder legislativo son declaradas inconstitucionales por la hegemonía roja, y ésta a su vez, declara como “constitucional” a una “ley” emanada de un organismo inconstitucional. Parece un juego de palabras, pero…

Continúe leyendo

Deuda criminal

No me refiero exclusivamente a la deuda externa contraída en el siglo XXI por la jefatura de la hegemonía roja. Lo que de por sí, sin duda, es criminal, porque haber catapultado la deuda de 20 a 200 mil millones de dólares, en medio de una bonanza petrolera, es un crimen enjuiciable y condenable con las máximas penas. Pero al utilizar la expresión “deuda criminal”, quiero ofrecer una perspectiva más amplia que la financiera. En realidad, el haber malbaratado la oportunidad de desarrollo más importante de nuestra historia, y el haber, en cambio, sumido al país en la catástrofe social…

Continúe leyendo

¿Perder la esperanza? ¡Nunca!

Y no me refiero a la esperanza como virtud teologal, orientada, claro está, a la vida eterna. Me refiero a la esperanza de que Venezuela, nuestra patria, tenga por delante la oportunidad de ser reconstruida, y que esa oportunidad deba de aprovecharse con la decisión y el compromiso de quien lucha por el conjunto de un país, más allá de cualquier parcialidad, de cualquier “espacio”, de cualquier interés particular. Esperanza es, básicamente, la espera de bienes futuros. ¿Es posible esperar que los males del presente venezolano, vayan quedando atrás, y en cambio la nación entre en una etapa de variados…

Continúe leyendo

Explicar y justificar

Son dos cosas distintas. Se puede tratar de explicar algo, sin que ello signifique, para nada, que se lo justifica. Explicación se refiere a la descripción de la motivación de un hecho, sin que necesariamente se manifieste una valoración al respecto. Justificación sí expresa un acuerdo o una conformidad. Y estos conceptos vienen a cuento por el tema de la validación o no de la “asamblea constituyente”, a través de la juramentación de los gobernadores no-oficialistas. La “constituyente” de Maduro se explica como un mecanismo para buscar perpetuarse en el poder, al margen de la voluntad popular, y terminando de…

Continúe leyendo

Un país de emigrantes

Hasta comienzos del presente siglo, Venezuela siempre fue un país de inmigración. Quizás uno de los más reconocidos y hospitalarios del mundo. Lo que desde luego refuta la cantinela esa de la llamada “exclusión social”, porque por definición un país de inmigrantes es un país de inclusión. Claro que una cosa es la realidad cimentada en hechos, y otra es la percepción de esa realidad. En nuestra patria lo segundo sigue privando sobre lo primero, y distorsiona tanto la comprensión de la historia, que a veces uno se pregunta si tendremos la capacidad y la voluntad de superar tantos equívocos,…

Continúe leyendo

¿Estamos igual, mejor o peor?

Una pregunta que me parece pertinente, no es tanto si el conjunto de los venezolanos estamos igual, mejor o peor, después de casi 19 años de hegemonía roja. La respuesta a esa pregunta general es obvia. La catástrofe humanitaria y la ruina económica que padece Venezuela en medio de una bonanza petrolera, es una evidencia suficiente para contestar de manera justa y apropiada a esa interrogante. La pregunta que quisiera hacer es otra. Es que si estamos igual, mejor o peor que cuando la hegemonía fue clamorosamente derrotada en las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015. Pronto se cumplirán dos…

Continúe leyendo

Sobre la abstención y la participación

En la Venezuela del presente, algunos sectores tienen una interpretación muy estrecha sobre el tema de la abstención y la participación en la lucha política. Lo refieren casi exclusivamente a las votaciones que la hegemonía convoca cuándo y cómo le conviene. En este sentido entienden por abstención el no sufragar en esas votaciones, y por participación el hacerlo. Pero el asunto es mucho más amplio que eso. Henrique Capriles, por ejemplo, declara que en una democracia la abstención electoral es legítima pero que en una dictadura no. La verdad es que a mí me parece que la cosa es al…

Continúe leyendo